Imprimir
Ir a la Galería

El pasado sábado, la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España celebraba la Noche Romántica. Un evento que habitualmente se viene celebrando en torno al solsticio de verano pero que este año se ha tenido que posponer debido a la pandemia.

El incomparable marco del refectorio del Convento de Santo Domingo fue el lugar escogido en Villanueva de los Infantes para celebrar una cata de vino romántica, organizada por la Concejalía de Turismo que coordina Francisco Javier Peinado. Un evento con plazas limitadas en el que se guardaron todas las medidas de seguridad, así como las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Dirigida por el enólogo César Ruiz Vargas, se cataron vinos de Bodegas Calar. Un vino joven de la variedad tempranillo y un crianza envejecido en barricas de roble francés durante nueve o diez meses, también de la variedad tempranillo. Ubicada entre Moral de Calatrava y Granátula de Calatrava, Bodegas Calar es una bodega tradicional con viñedos propios sobre terreno volcánico, que da un carácter muy mineral a los vinos. La recolección se realiza a mano haciéndose una selección exclusiva de los racimos para la posterior elaboración de sus vinos.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Etiquetado como:

Catas de Vinos